Menu
Modelos
Menu

Origen 911 RSR

La adherencia al suelo es una cuestión de la física.
Y de la actitud interior.

Nadie puede negar su origen. Se refleja en la forma de actuar, también en el 911 RSR. ¿Qué atleta no siente la necesidad interna de mejorar cada vez más? ¿Qué deportista de élite no tiene la motivación de superarse?

El origen del 911 RSR Se encuentra en medio de un paraje intacto cerca de Stuttgart. El centro de desarrollo en Weissach y la fábrica automovilística en Flacht. Tomando como base la séptima generación del 911 se crea un deportivo extremo: con trabajo artesanal. Con precisión milimétrica, experiencia de muchos años y capacidad en cada maniobra.

Cada vehículo es un reto artesanal y técnico. Realizado por empleados dedicados en exclusiva a esa tarea. En contacto constante con los pilotos de fábrica, que aportan sus ideas. Todos con un mismo objetivo: Crear la mejor herramienta posible para el equipo de fábrica de Porsche y en el futuro, también para los equipos de clientes, para las carreras de largo recorrido GT. Pasión, espíritu de ingeniería, destreza artesana y arraigo caracterizan el proceso de desarrollo completo del modelo estrella de los vehículos Porsche de competición GT. Porque lo importante para Porsche no es sólo aumentar la potencia, sino crear cada vez una obra maestra. Un requisito al que obliga la historia de éxitos del 911.