Menú
Modelos
Menú
Porsche - Berlín sin atascos.
Berlín sin atascos.

Berlín sin atascos.

Alina Knott
Le gusta la composición de potencia, velocidad y estética. «Ningún otro coche aúna estas propiedades de forma tan concentrada como un Porsche», afirma la artista Alina Knott. La hemos recogido con el Porsche 718 Boxster GTS en su taller analógico junto al lago Dianasee y hemos dejado que nos muestre “su“ Berlín. A salvo de los atascos de la capital, gracias a la navegación con información de tráfico en tiempo real.
Porsche - Berlín sin atascos.
[+]

Inicio en el estudio
A Alina Knott le encantan los colores y el dinamismo: así es como crea su arte, por eso le encanta Porsche.

Sostiene la paleta de colores con la mano izquierda, una gran mancha roja llama la atención sobre el azul marino ya seco. Hoy da las últimas pinceladas a la pintura de un Porsche 911 rojo sobre fondo azul. «Siempre pinto simultáneamente varios cuadros porque las diferentes capas de óleo secan muy lentamente», explica Alina Knott, vestida completamente de blanco.

Siempre a su lado está siempre la chihuahua de 14 años Dauphine. «Mis ideas necesitan disciplina y tranquilidad. Cuando pinto, no puedo escuchar nada ni pensar en nada. Siento que estuviera en otra dimensión. Cuando estoy delante del lienzo, pierdo la noción del tiempo», explica la artista de 44 años mientras se apoya en el pilar B del 911. Aparece una línea perfecta en rojo intenso, añade un poco de negro a la mezcla, los reflejos de la luz y los juegos de sombras son importantes para ella. Ahora toma aire y pinta sin levantar el pincel el borde de la puerta. A continuación, retrocede un par de pasos, tres, quizá cuatro metros. Y sonríe.

Salida con asistencia digital

Sale a la terraza y observa el cuadro a través de la enorme ventana. Después de mirar brevemente con satisfacción en dirección contraria, Knott inspira profundamente, mira al Dianasee, cuya superficie está tan calmada como si la artista y el lago hubiesen acordado las fases de creación. Coge a su anciana perrita y sale del taller, su agenda está hoy extraordinariamente llena. Primero se reúne con un amigo a quien le gusta que lo llamen simplemente Ole, en la tienda Porsche Design Store de la avenida Kurfürstendamm. Ole lleva un Porsche 911, modelo 930 Turbo. El cuadro de Knott de su clásico lo ha expuesto en la oficina. A continuación, tiene una cita con Gregor Andréewitch, el director general del Hotel Waldorf Astoria, donde presentará algunas obras a partir de mayo. Por la tarde tiene programada una visita a la Ópera Estatal con Jens, su marido, pero vamos paso a paso. Ahora toca subirse y conocer el mundo digital de Porsche.

«Me sé el camino a casa de mi amigo (...), pero a medio día hay tanto movimiento que me alegro de recibir la información de tráfico en tiempo real y de poder evitar los atascos.»

Normalmente Knott se mueve en un Porsche 911 Carrera 4 GTS, con el que le gusta conducir no solo por la capital, sino también en circuito. Todavía no había conducido un Boxster, por eso Porsche Drive le ha prestado uno con el que la artista va a probar algunas funciones de Porsche Connect. Mediante la aplicación Porsche Connect, envía sus citas del calendario y los destinos al Porsche 718 Boxster GTS. «Me sé el camino a casa de mi amigo (...), pero a medio día hay tanto movimiento, que me alegro de recibir la información de tráfico en tiempo real y de poder evitar los atascos», cuenta la ucraniana de nacimiento. Pulsa la pantalla táctil y busca en Internet un restaurante a medio camino entre la Porsche Design Store y el Waldorf Astoria. No es que tenga tiempo para comer, más bien se trata de descubrir nuevas localizaciones, absorber conocimientos y descubrir las funciones de la aplicación Porsche Connect. Unos minutos después, Knott está en el 718 Boxster GTS y empareja Porsche Connect con el PCM del roadster.

Porsche como sentimiento vital

«Los deportivos Porsche son para mi un bien cultural de Alemania, algo muy especial. Simbolizan un sentimiento vital que ninguna otra marca es capaz de transmitir», explica mientras aparca el 718 Boxster GTS delante de la Porsche Design Store en la avenida Kurfürstendamm. Gracias a la información de tráfico en tiempo real de Porsche Connect, el recorrido solo ha durado 11 minutos; nos quedamos sentados y seguimos hablando un par de minutos.

Ole la abraza, un hombre que estrecha la mano con firmeza y esboza una sonrisa simpática. La alegría por la obra de arte se le refleja en la cara; charla informal, una breve mirada al reloj, otro abrazo y la artista ya está sentada otra vez en el 718 Boxster GTS. El director general del Waldorf Astoria ya está esperando, falta poco para la exposición artística y está contento de que los cuadros vayan a estar en su hotel. «Me gusta el carisma de sus trazos», dice Andréewitch. Knott sonríe y vuelve a mirar el reloj antes de respirar profundamente, sentarse y discutir los detalles con él y con la directora de marketing Valeriya Fridman. La exposición está planeada, son las 17 h y todavía le quedan tres horas hasta que tenga que ir con su marido a la Ópera Estatal. Hasta entonces, le gustaría conducir el Porsche, escuchar el sonido del motor, disfrutar la perfección del vehículo, dejarse llevar, evitar los atascos... respirar.

La oferta aquí descrita se refiere a un Boxster GTS 718 modelo año 2017 e indica la disponibilidad del servicio en Alemania.

Consumo de combustible y emisiones

718 Boxster GTS (WLTP)*
9,9 – 9,3
l/100 km
225,0 – 210,0
g/km
718 Boxster GTS (NEDC)*
9,2 – 8,5
l/100 km
210 – 195
g/km